Glutamina: qué es, para qué sirve y propiedades y beneficios de tomarla de forma regular

Glutamina: qué es, para qué sirve y propiedades y beneficios de tomarla de forma regular
4.7 (94.55%) 11 votes

glutamina suplemento

La glutamina  es el aminoácido que más abunda en la sangre, así como en el tejido muscular del esqueleto.

Como aminoácido no esencial que es, el propio cuerpo lo puede sintetizar a partir de otros aminoácidos que procedan de la dieta o que estén presentes en nuestro cuerpo, del estilo del ácido glutámico, la valina o la isoleucina.

Algunos de los nombres con los que se conoce a esta sustancia son:

Acide glutamique, Acide L-(+)-2-aminobutírico, HCl glutamique Acide, Acide L-glutamique, alanil-L-glutamina dipéptido HCl L-glutamique Acide,  éthyle Ester de glutamina, Péptidos de Glutamina, L-ácido glutámico 5-amida, L-glutamina, L-ácido glutámico 5-amida, L-glutamina, éthyle Ester de glutamina HCl, L-glutámico clorhidrato de ácido, N-acetil-L-glutamina, éster de etilo de HCl glutamina, etc.


¿La Glutamina qué es?

Se trata de una sustancia susceptible de volverse esencial para el cuerpo en la medida que en ocasiones el organismo puede demandar mayores cantidades de las que puede sintetizar, por lo que se considera como aminoácido “esencial condicionado” o “semi-esencial”.

Así, en situaciones de entrenamiento intenso, estrés prolongado, quemaduras importantes o infecciones, el cuerpo va a obtener l glutamina mediante la dieta y a sintetizarla a partir de otros aminoácidos, esencialmente en el músculo esquelético, pero también en cerebro y pulmones.

En lo referente a  los principales tejidos que se nutren de ella son el hígado, el riñón, el intestino delgado y el sistema inmunológico.


¿La Glutamina para qué sirve?

Si nos centramos en la faceta de los deportistas, tanto un ejercicio físico de intensidad como un sobreentrenamiento, llegan a provocar niveles bajos de glutamina en sangre, junto con niveles altos de cortisol (hormona que tiene consecuencias nocivas sobre el músculo).

Diversos estudios han arrojado luz sobre que un suplemento con esta sustancia consigue estimular la producción de hormona del crecimiento, lo que a su vez contrarrestará el efecto catabólico tan destructivo que produce el cortisol, logrando proteger el músculo de la degradación muscular a la que puede quedar sometido en situaciones de intenso ejercicio.

Por otra parte, este suplemento  desempeña un papel crucial en el sistema inmunológico. Ello es debido a que neutrófilos, macrófagos y linfocitos utilizan dicha sustancia como fuente de energía.

Cuando tenemos bajos niveles de glutamina e incluso ausencia de la misma, se produce una menor actividad por parte de las células del sistema inmunitario, lo que se conoce como inmunosupresión.

Una vez los atletas se someten a un intenso ejercicio físico, pasan a experimentar una supresión transitoria del sistema inmunológico cuya duración oscila entre las 3 y las 72 horas, dado que el funcionamiento de las células inmunitarias y del resto del metabolismo se ve sometido a cambios que incluso pueden derivar en infecciones bacterianas y víricas.

Ello está relacionado con una sustancial bajada de los niveles de glutamina en la sangre, dado que el músculo y otros órganos demandan tanta cantidad de esta sustancia en esos momentos, que el sistema inmune sufrirá una carencia de la misma que le afectará durante un tiempo.

Glutamina: propiedades y beneficios

beneficios glutamina

Aparte de lo que venimos indicando este suplemento es capaz de:

  • Intervenir en el equilibrio ácido-base del riñón, haciendo de tapón y neutralizando el perjuicio que puede causar un exceso de ácido a nivel muscular, derivado de una actividad anaeróbica intensa que a su vez es producida por un exceso de ácido láctico, principal causante de la fatiga padecida en estas situaciones
  • Limpiar el cuerpo de amoniaco como residuo que resulta del ejercicio anaeróbico deportivo, en especial en el cerebro, logrando que sea transportado a otras zonas del cuerpo

Dejando a un lado su función como suplemento deportivo, es interesante conocer que esta sustancia sirve para tratar afecciones como puedan ser las relacionadas con la depresión y la irritabilidad (del estilo de la ansiedad y el insomnio), las úlceras pépticas, la colitis ulcerosa, la mialgia y la artralgia, el síndrome del intestino corto, etc.

En procesos de quimioterapia también resulta muy útil su administración así como para la mejora de la permeabilidad intestinal de aquellas personas con síndrome VIH.

¿Cuándo y cómo tomar glutamina?

En lo relativo a cuándo tomarla para ayudar a la recuperación muscular tras un duro entrenamiento, es importante que se lleve a cabo antes de practicar actividades deportivas de intensidad alta o al menos moderada que entrañen un importante nivel de resistencia, como una maratón o una larga travesía, y también después.

Si quieres experimentar los mayores beneficios de esta sustancia, has de tomarla antes y tras la realización del ejercicio físico.

Es esencial también que procures prevenir la pérdida de masa muscular aportando mayor cantidad de ingrediente de fabricación del músculo y recuperar el glucógeno que hayas gastado, para lo que deberás agregar la materia prima necesaria para su remodelación.

cuando tomar glutamina

Junto a ello, debes prestar especial atención en fraccionar la ingesta de glutamina, a los efectos de que sea tolerada y metabolizada de forma más fisiológica.

Igualmente resulta muy útil para reponer la musculación ante actividades deportivas que estén relacionadas con la halterofilia o la musculación, deportes de fuerza en los que confluyen el uso de máquinas estáticas o el levantamiento de pesas.

En el caso del ejercicio físico amateur o de leve esfuerzo, no es necesario suplementarse con glutamina, dado que el consumo muscular no alcanza el suficiente nivel como para precisar una reposición extra. Así, bastará con una dieta equilibrada que sea capaz de aportar cuantos elementos puedan haberse perdido mediante la realización de tales actividades.

Si nos referimos a cómo tomarla, lo mejor que puede hacerse respecto a esta sustancia es comenzar con un consumo gradual y controlado por un profesional del sector.

Para comprobar su tolerancia, lo ideal es empezar por una dosis mínima que te vaya orientando sobre sus efectos y, posteriormente, ir aumentándola hasta alcanzar la totalidad de lo que tu organismo precise.

En líneas generales, la dosis media ronda entre los 5 y los 10 gramos de l-glutamina al día. Lo habitual es que se consuma a razón de 5 gramos que deben repartirse, como mínimo, en dos tomas: la primera al menos una hora antes del entrenamiento o del ejercicio físico y la segunda ingiriendo la glutamina antes de dormir.

No es aconsejable un consumo que exceda de los 15 gramos diarios. Tan solo en circunstancias muy excepcionales y de modo puntual podría superarse esta cifra.

Otro consejo a la hora de tomarla, es absorberla siempre en ayunas, pues hacerlo en conjunción con otros alimentos puede alterar el paso de la misma a la sangre.

Glutamina y BCCA: ¿qué relación tienen?

Una adecuada combinación de ambas sustancias resulta fundamental, pues mientras que la primera mejora el metabolismo de la glucosa en relación al estado de resistencia de la insulina e influye en gran cantidad de vías moleculares, la segunda se encarga de todo lo que tenga que ver con la relación testosterona-cortisol, de donde se deriva un índice menor de esfuerzo percibido (RPE) junto con una mayor rendimiento de resistencia.

Aparte la leucina presente en los BCCA junto con la valina y la isoleucina, cuenta con capacidad para favorecer el crecimiento del músculo de modo independiente, dada la regulación de enzimas, que promueve la síntesis de proteínas.

Dicho esto, y siempre ingerida en las dosis adecuadas, la glutamina puede hacer mucho por el rendimiento físico deportivo. ¿A qué esperas para probarla?

L Carnitina: qué es, cuáles son sus principales beneficios y cómo tomarla correctamente
El óxido nítrico: qué es, para qué sirve, alimentos que lo contienen y consejos sobre cómo se toma

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡No seas cotilla!