La glucosamina: qué es, para qué sirve, propiedades y consejos sobre cómo tomarla

La glucosamina: qué es, para qué sirve, propiedades y consejos sobre cómo tomarla
4.8 (96.67%) 12 votes

glucosamina suplemento

El mundo de la suplementación es más amplio cada día. Nadie ha dicho que sea sencillo abordar tanta información como la que suele caer en nuestras manos, y a veces, nada contrastada.

Si la glucomasina es una de esas sustancias de las que has escuchado hablar pero no tienes claro qué puede hacer por tu físico, debes estar tranquilo porque has llegado al lugar indicado.

En este artículo te voy a dar todas las explicaciones que necesites para que te familiarices con un aminoácido  que va a  suponerte un antes y un después en tu vida deportiva.

¿Comenzamos ya por el principio?

Introducción y aspectos fundamentales a tener en cuenta del sulfato de glucosamina

Es  más frecuente de lo que puede parecer que después de una sesión de cardio o de un entrenamiento intenso notes que tus articulaciones y tu espalda te duelan o, al menos, te molesten, lo que se traduce en un déficit de glucosamina. De ahí la importancia de suplementarte con una sustancia que puede resultar altamente beneficiosa para tu organismo.

¿Qué es la glucosamina?

Es una sustancia natural que se halla en el cuerpo. Nuestro sistema produce cantidades pequeñas de glucomasina con la que reparar los tejidos debilitados o dañados. Se encarga de generar un tipo de cadenas denominadas glucosaminoglicanos, que se conocen como GAGs y cuya función es la de reparar los cartílagos y las articulaciones de nuestro esqueleto.

Partiendo de la base de que los cartílagos están formados a  base de estas cadenas de glucosaminoglicanos y que sus principales elementos son el colágeno, los condrocitos y los proteoglicanos, un aporte extra de glucomasina te servirá para reparar y producir los tejidos sanos en las articulaciones.

Glucosamina y condroitina: ¿qué relación hay?

La glucosamina, amino-azúcar que actúa esencialmente como precursor en la glicosilación de proteínas y lípidos, encuentra su complemento perfecto en la condroitina o condroitin sulfato, sustancia que se encarga de aportar al cartílago tanto sus propiedades mecánicas como elásticas, proporcionándole gran parte de su resistencia a la compresión.

Glucosamina y condroitina

Combinar ambas sustancias constituye un beneficio importante y un refuerzo para cualquier deportista que practique actividades físicas de fondo. La dedicación de bastante tiempo a un esfuerzo físico prolongado desgasta en demasía las articulaciones.

La glucomasina y la condroitina son muy efectivas por separado, pero su combinación como suplementos deportivos aporta aún mayor cantidad de ventajas al complementarse a la perfección, participando de forma activa en la formación y reparación del cartílago articulatorio.

¿La glucosamina para qué sirve?

La glucomasina se utiliza mucho para el tratamiento de enfermedades degenerativas del cartílago como puedan ser la osteoartritis y la artritis, la osteoporosis y el resto de lesiones en las que resultan dañadas rodillas, codos, falanges de las manos, etc.

Sus propiedades están ampliamente estudiadas en relación con la osteoartritis, es decir, con el tipo de artritis de la que están aquejados la mayoría de los pacientes y también con la misma artrosis.

Esta sustancia es precursora de proteínas y lípidos por lo que resulta mejorada la producción de colágeno en el organismo, lo que es ideal para el cuerpo pues los cartílagos se componen mayoritariamente de esta proteína.

También forma parte del líquido sinovial alojado en la cavidad de las rodillas y ejerce una protección sobre todas las articulaciones al moverte. Es muy beneficiosa para la columna vertebral y para la cadera, al tener un poderoso componente articular.

Glucosamina: propiedades

Este remedio natural para el dolor de las articulaciones tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y regenerativas. Las personas que sufren de osteoartritis tienen recomendado agregar un suplemento de glucomasina para evitar que el cartílago se les desgaste aún más.

glucosamina propiedades

Así, su sensación de dolor quedará mitigada y ganarán en calidad de vida, como sucede a quienes sufren de degeneración y deformación de algunos de sus miembros.

En esta línea, las recomendaciones de los profesionales médicos están indicadas para  paliar las molestias que conlleva un cartílago desgastado. En determinados casos, las personas que vienen padeciendo daños articulares son capaces de comenzar a desarrollar actividades que hasta ese momento les suponían rigidez y dolor, gracias a esta suplementación, que puede  potenciar sus acciones terapéuticas siempre que se sigan al pie de la letra las recomendaciones de los profesionales.

¿Cómo tomar glucosamina?

Lo habitual es consumir suplementos nutricionales en cápsulas o en tabletas de 500 miligramos, 3 veces al día, junto con las principales comidas.

Una persona que goce de buen estado de salud, puede prolongar la suplementación con esta sustancia de 1 a 3 meses. También es posible ingerir una única dosis de 1500 miligramos al día, pero en este caso se debe tomar en polvo a base de glucomasina.

Lo que no es recomendable en ningún caso es exceder de una ingesta de 2000 miligramos al día. Otra opción es usar de forma tópica la glucomasina, en conjunción con la condroitina durante 4 semanas. No se recomienda que la consuman niños.

Dado que estos suplementos son capaces de lubricar y amortiguar las articulaciones, resultan muy ventajosos a largo plazo. Personas que se ven sometidas a procesos de rehabilitación debido a lesiones físicas, encuentran así una eficaz manera de reconstruir articulaciones dañadas.

Por otra parte, estos suplementos actúan como estimuladores tanto a nivel físico como mental, más aún si se toman junto con condroitina.

¿La glucosamina engorda?

Son muchas las personas que se preguntan si este aminoácido, al ser un amino-azúcar, les hará subir de peso. Partir de la base, antes que nada, que voy a referirme a la variedad denominada sulfato de glucomasina, que es la más común y la que se suele recetar para las articulaciones. Las otras dos variedades son clorhidrato de glucomasina y glucomasina acetilada.

glucosamina engorda

Lo cierto es que la glucomasina puede causar un aumento de peso pero que en cualquier caso será leve. Así, teniendo en cuenta los múltiples beneficios que puede conllevar para la regeneración de las articulaciones y el cartílago en los deportistas, les puede beneficiar mucho un consumo controlado en conjunción con la condroitina, siempre que no se haga durante períodos excesivamente largos, al objeto de que no cause perjuicios para su salud y que además no les haga aumentar de peso.

Glucosamina: efectos secundarios

Uno de los factores fundamentales que avalan la seguridad del consumo de este aminoácido es su baja toxicidad.

Los efectos secundarios del sulfato de glucomasina son poco frecuentes. En cualquier caso suelen situarse a nivel gastrointestinal y relacionarse con náuseas, indigestión, dolor abdominal, estreñimiento y diarrea.

Por último, un consumo excesivo de glucomasina puede causar resistencia a la insulina, haciendo que se pueda desarrollar diabetes tipo 2. Ahora bien, ello únicamente derivará de un consumo totalmente indisciplinado y a largo plazo.

Glucosamina: contraindicaciones

No debe tomarse esta suplementación en el caso de mujeres embarazadas. Tampoco deben hacerlo las personas alérgicas a los mariscos, ya que este aminoácido suele extraerse cuando se hidrolizan cáscaras de crustáceos. Como mínimo, estos alérgicos deben asegurarse de que la glucomasina no provenga de esta fuente.

También deben prestar especial atención quienes sufren de diabetes, glaucoma o hipertensión intraocular, enfermedades hepáticas o quienes toman medicamentos anti-coagulantes o para ciertos tipos de tumores.

Llegados a este punto, espero que te sirva esta información sobre glucomasina, el aminoácido estrella para la salud de tus cartílagos y articulaciones.

La maltodextrina: qué es, para qué sirve, beneficios, usos y recomendaciones para tomarla
Inositol: qué es, para qué sirve e información sobre cuáles son sus beneficios para tu organismo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡No seas cotilla!